La historia de Gonzalo: darse sentido a la vida

gonzaloEn los inicios de la tarea de IJóvenes, Gonzalo compartió con nosotros su historia de vida.Después de tocar fondo, con el respaldo de ALUD y de sus afectos, supo darle sentido al dolor que le tocó vivir en la tarea de tender la mano a quienes están en la calle sin proyecto de vida y a merced de las adicciones.
“A veces hablando con chicos chicos, les digo lo que yo viví, de la gente que murió, los pibes amigos míos que murieron y que por culpa de la droga o de la delincuencia terminaron así. Les digo que la droga y la calle te llevan a eso y no hay otra salida. Si no haces un tratamiento o si no tenes el apoyo de tu familia, no te queda otro camino, no tenés otro fin, es ir preso o morirte drogado”.


Fue una alegría que nos acompañe en la maratón con la que la Cámara de Diputados lanzó el Programa “Elijo Disfrutar la Vida”.


Su presencia nos da energías para comprender que la tarea de investigar y buscar el camino de políticas de estado compartidas por todxs no es en vano.


“Yo era callado, tímido, no hablaba con nadie. Me solté y ahora no me para nadie cuando hablo… Ahora hablo, hago reír a la gente, me gusta que la gente se ría de sí misma, se ría conmigo de algún chiste. Siento que ahora soy el Gonzalo verdadero, que estaba escondido o encerrado adentro por el otro Gonzalo”, nos decía en aquel testimonio.


Encontrar un camino verdadero. A eso nos convocan el testimonio y el compromiso de Gonzalo.